Tu que lees está página, que interrogas sus contenidos, quiero darte un mensaje. Pero quizás, te desconcierte.

Quiero hablarte de nuestra vida.

De otra forma de vida, de ser MONJE.

Pero quisiera que no te asustes, que leas sin temor. No dejes la página demasiado deprisa. Esta página quisiera ser para ti como el principio de un peregrinar hacia esta fuente donde todo puede llegar a ser comunión, donde toda soledad se torna apertura a la VIDA.

La VIDA que esta página intenta balbucear, es el centro de nuestra vida y quiero que pudiera ser de la tuya.